Anulación del permiso de residencia en caso de delito

0
82

Antecedentes penales

Creo que todos sabéis que en España, independientemente del tipo de residencia que se solicite, la oficina de extranjería comprobará si el solicitante tiene antecedentes penales. Por ejemplo, si solicitas un permiso de residencia, la oficina de extranjería te pedirá que aportes un certificado notarial de antecedentes penales del país en el que hayas vivido los últimos 5 años y también comprobarán si tienes antecedentes penales en España.

Si solicita una prórroga de estancia, la oficina de inmigración no le pedirá antecedentes penales, pero comprobará si el solicitante ha cometido algún delito en España.

Deportación en caso de delito

El artículo 57 de la Ley de Extranjería española establece que los extranjeros serán expulsados si cometen un delito en España o en otro país y la sanción penal alcanza más de 1.000 euros. 1 año de prisión. En otras palabras, si una persona comete un delito en España y la pena es superior a 1 año de prisión, será deportada.

Nota: En el momento del juicio, el tribunal considerará, dependiendo de las circunstancias, si permite que el delincuente cumpla la pena en la cárcel en España o sea deportado.

¿Y si se dice que el delito es leve? Por ejemplo, si la persona ha cometido un robo, o una agresión leve. En estos casos, suele bastar con imponer una multa, una orden de servicio social o de 3 a 6 meses.

No obstante, la oficina de inmigración tendrá en cuenta si la persona ha cometido un delito en España a la hora de aprobar un permiso de residencia. Por lo tanto, su solicitud será denegada.

Artículo relacionado: Cancelación de antecedentes penales en España

No se revocaría la residencia permanente

El artículo 57 de la Ley de Extranjería establece que si usted es un residente permanente o un residente permanente en la UE, aunque haya cometido un delito cuya pena sea superior a un año de prisión, la oficina de inmigración no puede simplemente expulsar al delincuente. Esta ley se basa en el hecho de que los residentes de larga duración llevan cierto tiempo en España y que la expulsión causaría un gran perjuicio. Por ello, la ley establece que, a la hora de decidir si se expulsa o no a una persona, es importante tener en cuenta las circunstancias de la persona en cuestión, como la existencia de propiedades en España, empleo regular, hijos u otros vínculos estrechos.

Si el infractor lleva mucho tiempo viviendo en España y se ha integrado en la sociedad española, tiene casa y familia, en este caso la oficina de extranjería no debería ejecutar la orden de expulsión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí