Deducciones en el IRPF: gastos personales

0
91

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

Los residentes fiscales en España están obligados a presentar una declaración anual del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. El IRPF es un impuesto sobre la renta, lo que significa que usted sólo paga impuestos por sus ingresos. Cuanto mayores sean los ingresos, más impuestos pagará.

En función del tipo de ingresos (trabajo por cuenta ajena, actividad empresarial, etc.), algunos gastos son deducibles. Por ejemplo, en el caso de los rendimientos del trabajo, los gastos de seguridad social son deducibles.

Los gastos de manutención son deducibles

Con arreglo a la Ley española del IRPF, los gastos de manutención (no relacionados con la actividad empresarial) no son deducibles en cómputo separado, sino sólo por un importe fijo por persona. El importe anual de la deducción por gastos de manutención es de 5.550 euros por persona, independientemente de los gastos reales.

Ejemplo 1: Gano 30.000 euros al año y gasto 10.000 euros en gastos diarios, alojamiento, etc. El importe máximo deducible es de 5.550 €.

Ejemplo 2: Gano 10.000 al año y gasto 3.000 euros en gastos diarios, alojamiento, etc. La cantidad que puede deducir es de 5.550 euros.

Algunos grupos tienen una deducción adicional:

-Personas mayores de 65 años, con una cuantía adicional de 1.150 euros.

-Personas mayores de 75 años, se aplica una deducción adicional de 1.400 euros.

-Contribuyentes con hijos: el primer hijo, 2.400 euros, el segundo 2.700 euros, el tercero 4.000 euros y el cuarto 4.500 euros.

Ningún impuesto negativo sobre la renta

Hacienda no le paga en caso de ingresos netos negativos.

Por ejemplo: Gano 10.000 euros al año y mis gastos deducibles ascienden a 15.000 euros, por lo que mi renta neta es de -5.000 euros. En este caso la Agencia Tributaria no te paga nada.

No obstante, hay una excepción: España tiene una deducción fiscal por hijos menores de 3 años, Hacienda puede pagarte hasta 1.200 euros al año.

En determinadas circunstancias, si tiene una renta (pérdida) negativa este año, puede compensarla con la renta del año siguiente.

Por ejemplo: Este año he vendido una propiedad. El inmueble se compró por 200.000 y ahora se vende por 180.000 euros. Esta pérdida de 20.000 euros puede compensarse con los ingresos de los próximos cuatro años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí