Explicación del Derecho español de sucesiones

0
85

Reglas básicas de la herencia española

Quién heredará los bienes del fallecido depende de dos puntos principales:

  1. Si el difunto hizo testamento.
  2. El último lugar de residencia del fallecido. La normativa de la UE establece que la herencia se llevará a cabo de acuerdo con las leyes del país donde residía la persona fallecida. Por ejemplo, un extranjero que resida en España en el momento de su fallecimiento verá distribuida su herencia según la ley española al fallecer. Copyright WestLaw. com

Artículo relacionado: Derecho español de sucesiones: hacer testamento en España

Sucesión intestada y sucesión testada

La sucesión intestada, también conocida como sucesión legal o sucesión legítima, es la sucesión hereditaria que se produce cuando no existe testamento por parte del causante o éste ha sido declarado nulo.

La sucesión intestada también se produce cuando algunos de los bienes de la herencia del fallecido no están incluidos en el testamento. Así pues, puede existir una sucesión testada e intestada al mismo tiempo.

El derecho a heredar en este tipo de sucesiones vendrá determinado por el orden establecido por el Código Civil para estos casos.

Sucesión testada: En este tipo de sucesión, el causante ha dejado su voluntad para la distribución de sus bienes en un testamento válido.

Sucesión intestada: Orden de sucesión

El orden de prelación establecido por el Código Civil tiene en cuenta el parentesco de los herederos legales con el fallecido.

Aunque en los Códigos Civiles de algunas comunidades autónomas, como Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia, Navarra o el País Vasco, el orden de prelación presenta algunas variaciones, por lo general sigue siempre el mismo orden.

Descendientes Lineales (hijos): Corresponde al primer lugar en la sucesión. La herencia se divide a partes iguales entre ellos.

Descendientes lineales (nietos): En caso de que el fallecido no tenga hijos, la herencia se divide a partes iguales entre los nietos.

Ascendientes lineales: Si no hay descendientes lineales, la herencia corresponde a los padres.

Los abuelos heredarán si no hay padres.

Cónyuge: La viuda o viudo del causante. Esto ocurre siempre que no estuvieran separados, ni legalmente ni de hecho.

Los parientes colaterales: Si no hay herederos con parentesco más próximo, la herencia corresponde a los hermanos del fallecido.

Se consideran otros parientes colaterales los primos, tíos, tías, sobrinos y sobrinas.

Como se puede ver, el Código Civil español tiene una relativamente bajo para los cónyuges. De hecho, hay una razón por la que la ley estipula esto:

El régimen económico matrimonial por defecto en España (Código Civil común) es comunidad de bienes. Bajo este régimen, todos los bienes, derechos o ingresos adquiridos por una de las partes durante el matrimonio son de propiedad conjunta.

A la muerte de una de las personas, los bienes gananciales se dividen, y el cónyuge recibiría la mitad de los bienes y sólo la mitad restante se repartiría como herencia.

Artículo relacionado:Breve descripción del Régimen económico matrimonial en España

Además, el cónyuge disfruta del derecho a usar parte del patrimonio, a pesar de que la herencia del cónyuge tenga un rango inferior.

Ejemplo 1: El causante poseía en vida varios bienes y hay hijos que pueden heredarlos. Aunque los bienes se distribuyan a los hijos como herencia, el cónyuge tiene derecho a ocuparlos. La propiedad de la vivienda se cede a los hijos, aunque el cónyuge puede vivir en ella hasta una edad avanzada. En este caso, el cónyuge puede tener derecho a utilizar un tercio del patrimonio total.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí