Obligaciones fiscales de los autónomos en España

0
81

Autónomos españoles

La legislación española establece que cualquier persona que ejerza una actividad comercial puede hacerlo como persona física o más bien como sociedad. Si la actividad económica se realiza como persona física, se denomina trabajador por cuenta propia o autónomo. En español se denomina autónomo o trabajador por cuenta propia.

Artículos relacionados:Alta en Hacienda de Autónomos

La definición de actividad comercial (o actividad económica) es muy amplia, siempre que se preste algún tipo de servicio o producto, independientemente del sector, se considera actividad comercial. La definición de actividad comercial no tiene nada que ver con si es a tiempo completo o parcial.

La gestión de un negocio puede ser en línea o fuera de línea, y la presencia o ausencia de una tienda física no está directamente relacionada con el hecho de que se considere una actividad económica. Por ejemplo, la enseñanza común en línea, las compras, la tienda en línea, etc. pueden considerarse actividades comerciales.

Las características de la actividad comercial son la regularidad – Esto significa que hay una cierta continuidad y repetición en el tiempo.

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

¿Qué tipo de impuestos tengo que pagar como autónomo?

En España no existe un «impuesto sobre el trabajo autónomo» independiente. A efectos administrativos, la ley clasifica los ingresos del trabajo autónomo en el impuesto sobre la renta de las personas físicas. El término español para el impuesto sobre la renta de las personas físicas es Impuesto sobre

El término español para el impuesto sobre la renta de las personas físicas es Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF o RENTA para abreviar). Al presentar la declaración del IRPF, los autónomos deben declarar sus ingresos procedentes de operaciones empresariales junto con otros ingresos Los ingresos procedentes de la actividad empresarial se declaran junto con otros ingresos.

El artículo 96 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas obliga a los autónomos a presentar una declaración anual del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Nota: Presentar una declaración no significa necesariamente que tenga que pagar dinero a la Agencia Tributaria. El importe real de los impuestos pagados depende de la situación familiar y de los ingresos específicos.

El tipo del impuesto sobre la renta de las personas físicas comienza en torno al 20%.

Artículo relacionado: Tipos del IRPF en España

Los autónomos deben presentar declaraciones trimestrales cada tres meses en concepto de impuesto anticipado. La ley obliga a los autónomos a declarar sus ingresos cada tres meses (durante los meses de enero, abril, julio y octubre) y a tributar en función de los ingresos de ese trimestre.

durante el año siguiente, cuando presente su declaración del IRPF, podrá deducir el impuesto ya pagado o incluso obtener un reembolso.

El IVA en España

El IVA español se denomina Impuesto sobre el Valor Añadido, o IVA para abreviar.

La Ley del IVA También es obligatorio presentar una declaración del IVA cada 3 meses para los autónomos.

Nota: Para algunos comercios minoristas, en lugar de presentar el IVA cada trimestre, se paga un IVA especial llamado «recargo de equivalencia».

Artículo relacionado: Introducción al IVA español

Retención del impuesto sobre el alquiler

En el caso de un negocio de ladrillo y cemento, cada 3 meses el arrendatario está obligado a pagar a la Agencia Tributaria un 19% del alquiler del local comercial, como una especie de retención fiscal.

Cotizaciones a la Seguridad Social

Además de las retenciones fiscales anteriores, también debe prestar atención a la seguridad social cuando inicie un negocio por primera vez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí