¿Se puede despedir a un empleado por una baja frecuente?

0
100

Baja laboral por enfermedad

Es habitual que los trabajadores estén enfermos y no puedan ir a trabajar. Las bajas por enfermedad frecuentes pueden causar pérdidas económicas a la empresa.

¿Se puede despedir a un trabajador estando de baja por enfermedad?

La ley considera que el despido de un trabajador por enfermedad como trato desigual por lo que, por defecto, el despido se considerará nulo. Si el despido no es válido, la relación laboral del trabajador con el empresario no se extingue y el trabajador tiene derecho a seguir trabajando y percibiendo salarios y el empresario tiene que seguir pagando la cotización del trabajador a la Seguridad Social.

Pero, ¿qué ocurre si el trabajador se pone enfermo con frecuencia y causa graves pérdidas económicas al empresario?

No es posible alegar bajas frecuentes para despedir a un trabajador, independientemente del número de días que falte.

Falsa enfermedad o baja injustificada

Como sabes, en España necesitas un parte médico para coger una baja. El mayor problema es que es muy fácil conseguir un certificado médico. Los trabajadores sólo tienen que ir a su médico de cabecera y decir que tienen dolores aquí y allá y se lo darán. Si esto es cierto, no hay nada malo en ello, pero si el trabajador está fingiendo una enfermedad, exagerando el dolor y llamando para decir que está enfermo sin motivo, entonces puede ser despedido.

El artículo 54 de la Ley del Trabajo española establece que un trabajador puede ser despedido si tiene problemas, como alcoholismo, retrasos frecuentes, insultos a compañeros, comisión de un delito o mviolar dolosamente el contrato de trabajo. Entre ellas, fingir la enfermedad, exagerar la enfermedad para conseguir una baja más larga u otra enfermedad injustificada es una violación maliciosa del contrato de trabajo, porque es obvio que el trabajador no acude a trabajar con el pretexto de este supuesto. En este caso, el empresario puede despedir al trabajador con plena justificación.

Nota: El despido justificado de un trabajador no da lugar a indemnización.

Artículo relacionado: Normas de indemnización por despido de trabajadores en España

Investigador privado para hacer frente a falsos enfermos

Las empresas en España suelen optar por contratar a un investigador privado para investigar si el empleado está realmente enfermo. La baja por enfermedad en otras palabras es la imposibilidad de trabajar por motivos de salud, esta situación es necesaria para descansar en casa. Si el trabajador durante la baja laboral realiza algún ejercicio físico (fútbol, baloncesto, etc.), visita bares, discotecas, salas de baile, parques de atracciones u otros lugares de ocio y viaja, entonces hay motivos para sospechar que el empleado no está realmente enfermo y necesita recuperarse en casa. Esto se debe a que estas actividades son claramente incoherentes con el comportamiento de una persona que está enferma en casa. Siempre que el empresario disponga de pruebas, ya sea en forma de fotografías, pruebas personales, etc., el empleado puede ser despedido justificadamente.

Además, existe un departamento dependiente del gobierno español especializado en comprobar las bajas por enfermedad de los empleados, denominado «inspección médica». Este departamento se dedica a comprobar la situación de los empleados que cogen una baja por enfermedad. Si el empresario sospecha que el empleado no está realmente enfermo, o que la enfermedad no es tan grave como se afirma, puede denunciar el caso al departamento de inspección sanitaria, obligando al empleado a dejar de coger la baja y seguir trabajando. También se exigirá al empleado que devuelva las prestaciones percibidas ilegalmente durante la baja por enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí